sábado, marzo 10, 2007

Desconcierto

desconcierto (De desconcertar). 1. m. Descomposición de las partes de un cuerpo o de una máquina. El desconcierto del brazo, del reloj. 2. m. Estado de ánimo de desorientación y perplejidad. 3. m. Desorden, desavenencia, descomposición. 4. m. Falta de modo y medida en las acciones o palabras. 5. m. Falta de gobierno y economía. 6. m. desus. flujo de vientre.


Hay asuntos, noticias que a veces me producen desconcierto (2). Pero ante noticias como esta: Violadores de niños, acusados sólo por abusos, gracias al código penal de 1995, me pregunto si el desconcierto no sólo está en mí, si no también en la justicia (1, 2, 4, 6?). Al menos en la española. Dice un refrán que el menos común de los sentidos es el sentido común. Y eso es lo que le hace falta a la justicia española, sentido común. Ya lo hablaba con una amiga abogada, en el imperio de la ley española, no se deja una pizca al sentido común. Se debe estar protegido contra un exceso de sentido común del justiciero de turno, pero tampoco se puede tener tan poco seso que estas cosas pasen una vez sí y otra también al amparo de la ley.

Si hace falta cambiar siglos de costumbres legislativas, e ir a un modelo distinto que se haga. El sistema falla desde su construcción, para ser juez no hace falta tener experiencia, sólo aprobar una oposición y estudiar 2 años más. Que será duro, no lo dudo, pero estas personas van a jugar con la vida de la gente, y no parece serio poner novatos en los juzgados, que a falta de experiencia sólo tienen la ley, la ley española, a veces tan falta de sentido común y tan llena de desconcierto.

¡Que alguien ponga ley y concierto! o mejor dicho sentido común, en la justicia española.

---
La ley es una telaraña que detiene a las moscas y deja pasar a los
pájaros.
-- Anacarsis.
%
Houston, Tranquillity Base here. The Eagle has landed.
-- Neil Armstrong

No hay comentarios: