domingo, julio 22, 2007

Jodienda (ful)



jodienda.
(De joder). 1. f. vulg. Realización del coito. 2. f. vulg. Molestia, incomodidad, complicación.
ful. 1. adj. germ. Falso, fallido.

El Jueves (la web no es accesible) no es mi revista favorita, ni siquiera la leo con asiduidad. Es más, no recuerdo cuando fue la última vez que la leí (si recuerdo que lo último que leí, fue Historias de la Puta Mili). Sin embargo no puedo dejar pasar por alto una falta de humor tan flagrante (sí como un delito, sí).

Título II de la Constitución Española, la Corona. Título XXI del Código Penal (del que pongo un trozo continuación):

Artículo 490
3. El que calumniare o injuriare al Rey o a cualquiera de sus ascendientes o descendientes, a la Reina consorte o al consorte de la Reina, al Regente o a algún miembro de la Regencia, o al Príncipe heredero de la Corona, en el ejercicio de sus funciones o con motivo u ocasión de éstas, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años si la calumnia o injuria fueran graves, y con la de multa de seis a doce meses si no lo son.

Mirando el artículo anterior del código penal, me lleva a pensar que el juez en cuestión piensa que el principal cometido del príncipe es darle a la jodienda para hacer chiquillos. Si es así, reclamo mi derecho a ser príncipe heredero, que a mí también me gusta la jodienda. ¿Por qué no puedo tener yo un trabajo así? Si ya sé que podría decir ¿por qué no pueden tener otros un trabajo así? Pero siendo honestos, como todos somos egoístas, pues lo pido para mí.

Un juez (también se ha sumado el fiscal general del estado) que vive en otro tiempo, ordena una medida de otro tiempo (el de Franco por si alguien no lo pilla), que si pretendía defender algo, sólo ha conseguido dar un tortazo a la monarquía en la cara de la libertad de expresión (sin contar además, que si no es una subasta ful, alguno se forra*).

En fin la jodienda no tiene enmienda, y la estupidez humana tampoco.

*forrar. (Del fr. fourrer)... 2. prnl. coloq. enriquecerse...
---
It is said an Eastern monarch once charged his wise men to invent him a
sentence to be ever in view, and which should be true and appropriate
in all times and situations. They presented him the words: "And this,
too, shall pass away."

Un monarca oriental encargó a sus sabios que inventaran para él, una
sentencia para que estuviera siempre a la vista, y que fuera cierta y
apropiada en todo momento y situación. Le presentaron estas palabras:
"Y esto, también, pasará a mejor vida"

-- Abraham Lincoln

No hay comentarios: